• 20 OCT 21
    • 0
    Intoxicación por alimentos en perros y gatos

    Intoxicación por alimentos en perros y gatos

    Una de las urgencias que se recibe con cierta frecuencia son las intoxicaciones por alimentos que al igual que las causadas por productos domésticos y medicamentos, deben ser tratadas lo antes posible. Esta intoxicación puede ser provocada por un alimento en mal estado, contaminado o  por su propia naturaleza que provoca una reacción adversa. Existen muchos alimentos y productos domésticos que pueden causar una reacción adversa a tu perro y gato y que te mostramos en la imagen inferior, sin embargo, en este post nos vamos a centrar en las intoxicaciones por alimentos, concretamente en los más habituales o conocidos y basándonos en las urgencias recibidas. 

    Haz clic para agrandar-Foto: Ecuphar

    Muchas veces estas intoxicaciones se producen por comer alimentos tóxicos directamente de la mano de sus cuidadores debido al desconocimiento o de forma accidental porque el animal tiene acceso a ellos. Dárselos, puede producir desde un cuadro digestivo leve, hasta alteraciones graves e incluso la muerte.
    Los efectos producidos también pueden variar en función de la cantidad ingerida, del tamaño del animal, edad e incluso del propio estado de salud. Aunque muchos de estos alimentos no son peligrosos en pequeñas dosis, existen algunos como el chocolate, que pueden causarles graves problemas por su % de cacao y las uvas cuya toxicidad no depende necesariamente de la cantidad ingerida. En este post te aclaramos cómo puede afectar una intoxicación alimentaria y qué debes hacer ante este tipo de urgencia.

    Tal y como hemos mencionado antes, nos centraremos en varios alimentos: Chocolate, Ajos, Cebollas, Aguacate, Uvas (tanto frescas como pasas) y las nueces de macadamia.

    CHOCOLATE: Contiene Teobromina, un alcaloide  similar a la cafeína que contiene el cacao y es sumamente tóxico no solo para los perros y gatos,  sino también para hurones, conejos, cobayas e incluso hámsteres. Los síntomas mas habituales son complicaciones digestivas como vómitos y diarreas, pero también puede producir taquicardias, y convulsiones. Todo dependerá de la cantidad  de chocolate que ingiera el animal y del porcentaje de cacao que contenga, pues no es lo mismo si es chocolate con leche que suele contener un 20-40% de cacao que si se trata de chocolate negro con un 70% u 80% de cacao.

    AJOS y CEBOLLAS:  Aunque existen opiniones contrapuestas sobre estos alimentos y existen algunas  publicaciones que hablan de ciertos beneficios en cantidades pequeñas, está demostrado que contienen sustancias muy tóxicas para perros y gatos, sobre todo la cebolla. Si se trata de condimentos en polvo, al estar concentrados pueden resultar aún más tóxicos. Los ajos y cebollas además de tiosulfato,  contienen n-propil disulfuro, que provocan la destrucción de los glóbulos rojos, lo que puede dar lugar a una anemia hemolítica. Los signos clínicos son de tipo digestivo como vómitos y diarreas, así como debilidad, letargia y disminución del apetito. Suelen presentar las mucosas pálidas y la orina de color naranja oscuro o rojizo. En casos más graves puede ser necesario realizar una transfusión de sangre. Obviamente, el grado de toxicidad está en la cantidad que ingieran pues no es lo mismo que se coma media cebolla un mastín que un teckel.

    AGUACATE: Contiene una toxina llamada Persina que es  muy tóxica para aves y ciertos roedores.  Y aunque a los perros y los gatos les afecta de forma más leve, puede provocar problemas digestivos como anorexia (pérdida de apetito), diarreas y vómitos, e incluso se han descrito casos de pancreatitis. Además, el propio hueso podría causar una obstrucción en el aparato digestivo.  También hay informaciones variadas sobre si la Persina solo se encuentra en las hojas de la planta,  la cascara y hueso, pero no así en la pulpa o carne del fruto.

    UVAS: Esta fruta es especialmente tóxica tanto si es uva roja, blanca o negra, incluso seca (pasas). No se sabe bien el porqué de su toxicidad ya que no depende necesariamente de la cantidad ingerida, puesto que ha habido animales que han presentado síntomas graves habiendo ingerido apenas un par de uvas. Además de problemas digestivos habituales como diareras y vómitos, causan dolor abdominal e incluso se han descrito casos de insuficiencia renal aguda grave y muerte súbita. 

    NUECES MACADAMIA: Este tipo de nueces aunque sean menos habituales que las nueces normales, se encuentran fácilmente en tiendas de alimentación y basta con unas pocas nueces para que el animal se intoxique y más aún si son gatos y perros pequeños.  A veces las encontramos mezcladas con chocolate, lo cual aumenta su toxicidad. Dependiendo de la cantidad ingerida podemos observar signos clínicos de letargo severo, fiebre, vómitos, temblores o rigidez muscular, causando dificultad para caminar.
    Existen otros alimentos igualmente tóxicos como el café, alcohol, edulcorantes, azúcar…etc por eso siempre es conveniente consultar con tu veterinario antes de aventurarse a darles alimentos que consumimos las personas de forma habitual.

    ¿QUÉ HACER SI NUESTRA MASCOTA HA COMIDO O SOSPECHAMOS QUE HA PODIDO COMER ALGÚN ALIMENTO TÓXICO?

    En primer lugar mantener la clama y no ponerse nervioso, pero tampoco restarle importancia y dejar a ver si se le pasa. Hay que contactar con el veterinario para acudir inmediatamente y así poder explorar al animal y realizar las pruebas diagnosticas  y analíticas apropiadas para ver cómo le ha afectado el alimento y por tanto establecer el mejor tratamiento para minimizar la sintomatología y evitar daños en su estado de salud.

    RECOMENDACIONES
    Evitar dar cualquiera de los alimentos mencionados aunque sean en pequeñas cantidades y si no estás seguro,  pregunta a tu veterinario.

    Guarda los alimentos para consumo humano en lugares donde no puede acceder, al igual que haces con los medicamentos y productos de limpieza.

    Esperamos que la información te sirva de utilidad y no olvides compartirlo con familiares, amigos y conocidos que tengan mascotas, ya que seguramente hay personas que desconocen la toxicidad de estos alimentos.
    Igualmente, en la foto de más abajo,  hay un enlace para ver un video de nuestro canal YouTube donde nuestra veterinaria Charo Javier habla sobre este asunto.  Solo haz clic sobre la imagen y se abrirá el video. ¡Ah! y no olvides suscribirte al canal ERVET donde hablamos de las diferentes urgencias y cómo abordarlas. Un abrazo.

    Haz clic sobre la imagen para abrir y ver el video

    Deja un comentario →

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de protección de datos
Cancelar