• 30 JUN 14
    • 0

    Esto es una urgencia! (parte II: Animales Éxoticos)

    La mayoría de animales exóticos que tenemos en casa como mascotas son presas en la naturaleza, lo que hace que su instinto de supervivencia les haga ocultar muchas veces los síntomas de enfermedad para no demostrar que son los más débiles, puesto que los más débiles son también los más vulnerables ante un ataque. Por todo esto hay que estar muy atentos, para acudir al veterinario lo antes posible. Cuanto más avanzada está una enfermedad peor es el pronóstico y más compleja la recuperación-

    Los signos que nos ayudan a reconocer cuando acudir de urgencias son los siguientes:

    1. Pequeños Mamíferos Herbívoros (conejo, cobaya, hámster…):

    1. Ausencia de apetito o heces en 24 horas: tienen un tránsito digestivo rápido, y eso hace que generalmente coman y defequen muchas veces a lo largo del día, con lo que un día sin comer o sin defecar, se considera algo grave, pues puede tratarse de una obstrucción por bola de pelo, un cólico digestivo o un problema en la cavidad oral.
    2. Diarrea, porque tienden a deshidratarse rápidamente.
    3. Problemas respiratorios: son animales que tienen una frecuencia respiratoria rápida y tienen que respirar por la nariz, nunca por la boca, así que sí vemos que abren la boca para respirar o que la frecuencia respiratoria es más bajita de lo habitual, conviene que corramos a que le vea el veterinario.
    4. Cualquier cambio en la conducta habitual a la que nos tienen acostumbrados debe hacernos sospechar de que algo les ocurra, por ejemplo cuando habitualmente se mueven y corretean mucho y algún día permanecen parados en una esquina, si tienen la costumbre de “exigirnos” un trozo de nuestro desayuno y un día no lo hacen, si tienden a hacer sus deposiciones en un mismo lugar y observamos que se orinan encima porque no llegan a su sitio…ya que son animales de costumbres  y una modificación de las mismas no es normal si no existe ninguna patología.

     

    2. Pequeños Mamíferos Carnívoros (hurones…):

    Debemos sospechar que hay un problema importante si el animal no quiere comer (tiene también un tránsito digestivo rápido lo que hace que coman muy a menudo) o si se producen vómitos. Por ejemplo los hurones tienen mucha tendencia a comerse cualquier cosa que encuentran por ahí cuando les soltamos por casa y puede producirse una obstrucción digestiva. También son animales que se deshidratan rápidamente lo que hace que se descompensen con cierta velocidad

    3. Aves:

    Hay que tener especial cuidado cuando hablamos de aves ya que son especialistas en escondernos sus enfermedades. Es muy difícil darse cuenta de que está enfermo en las primeras horas o días en que se desarrolla la enfermedad porque generalmente comen menos, pero vamos a seguir viendo que se acercan al alimento y veremos restos de semillas en el suelo de la jaula. Por eso, los signos que debemos controlar son sutiles, pero vitales:

    1. Comprobar las heces: si hay el mismo número de heces que había antes y si son de la misma consistencia y color. Debemos vigilar también el color y la consistencia de los uratos (la parte blanca de las heces).
    2. Actitudes como el embolamiento: Las aves enfermas tienden a bajar rápidamente de peso, pero casi no podemos darnos cuentan porque se embolan, hinchan las plumas y parece que “ocupan” lo mismo. Hinchar las plumas es también su forma de termorregular y es normal que lo hagan, pero si permanecen todo el día con las plumas “hinchadas”, mejor contactar con el veterinario.
    3. Controlar el comportamiento: es más evidente, porque dejan de subirse a los palos y permanecen más tiempo en el fondo de la jaula.
    4. Hay que controlar también la postura del animal, que no varíe, que no muevan la cola al respirar o la mantengan perpendicular al suelo.
    5. En épocas de puesta, la hembra debería poner el huevo en las siguientes 24 horas a q nos demos cuenta de que tiene algún huevo, si no es capaz de expulsarlo, que permanezca dentro puede acarrear graves problemas.

    En todos cualquier tipo de sangrado abundante, que no provenga de una herida que podamos controlar, nos debe hacer acudir de urgencias inmediatamente. También son animales muy susceptibles a los golpes de calor, así que sí sospechamos que ha podido estar sometido a temperaturas extremas mejor asegurarse de que está bien.

    4. Reptiles: son los animales más resistentes de todo este mundo de los exóticos,y nadie se preocupa porque una tortuga o una iguana no coma durante uno o dos días. Es cierto, no suele ser un motivo de urgencia (lo que no quiere decir que no debamos buscar asesoramiento sobre las posibles causas en horario normal del veterinario). Los motivos de urgencia más frecuentes son:

    1. Prolapsos rectales o peneanos, cuando la mucosa rectal o del pene salen de su sitio y no pueden volver a introducirse es grave, ya que son tejidos que necesitan mayor humedad y temperatura de la ambiental y pueden lesionarse hasta un punto de no retorno si no lo tenemos en cuenta.
    2. Ojos más hundidos de lo habitual: quiere decir que esta deshidratado y conviene que lo vea el especialista para determinar las causas e instaurar el tratamiento adecuado.
    3. Fracturas de caparazón en tortugas también son motivo de urgencia, puesto que de una simple rotura del caparazón, si está comunicada con la cavidad celómica (el equivalente al abdomen del animal) puede derivar en una septicemia porque entren bacterias que produzcan una infección masiva.

     

    Aún así, ante cualquier sospecha de que algo le ocurre a nuestro animal, mucho mejor llamar y preguntar la gravedad del problema que hemos detectado, que ignorarlo o esperar a ver como se resuelven las siguientes horas, ya que para eso estamos nosotros, para asesoraros y ayudaros a vosotros y vuestras mascotas en todo lo posible!!!

    Besos,

    Blanca

    Leave a reply →

Leave a reply

He leído y acepto la política de protección de datos
Cancelar

Photostream